remedios caseros para la tos en niños - campos de azahar

10 remedios caseros para la tos en niños

Hay muchos remedios caseros para la tos en niños que no dejamos de oír cuando nuestros pequeños están resfriados. ¿Cuáles están comprobados? ¿Cuáles son mitos? En este post te hablamos de los 10 remedios caseros para la tos seca en niños más populares y te contamos sí tienen alguna base científica o no. ¡No te lo pierdas!

  1. Zumo de naranja

El consumo de zumo de naranja no mejora la tos ni en los niños ni en los adultos. No obstante, siempre se dice que cuando un peque tiene un catarro es recomendable darle zumo de naranja porque parece que ayuda en el proceso de recuperación por su contenido en vitamina C. Es importante que el zumo sea natural y que esté bien rico para que el peque se lo beba sin rechistar. Utiliza naranjas de calidad de origen valenciano y verás qué diferencia. Aunque no hay remedios caseros para la tos con naranja un aporte extra de vitamina C siempre es bueno para el organismo.

  1. Infusiones

Las infusiones en general son buenas para los niños cuando están acatarrados. Además al tomarse calentitas les ayudarán a entrar en calor rápidamente.  Algunas de las infusiones más frecuentes son aquellas que contienen tomillo y orégano. Estas infusiones son recomendables tomarlas con miel en lugar de con azúcar. Es mucho más sano y además es buena para los resfriados y la tos. Se puede poner algún cítrico para que la infusión contenga algún alimento antibacteriano.

  1. Limón

Los remedios caseros con limón son muy utilizados. El limón es uno de los cítricos más recomendables para aliviar la tos de los niños y de los adultos. Contiene vitamina C que ayuda en el proceso de recuperación y además tiene efectos antibacterianos. Normalmente el zumo de limón no es del agrado de los peques, por ello recomendamos que se consuma acompañado de otros alimentos, como por ejemplo: con la miel porque es muy dulce, combinado con agua tibia para suavizar el sabor, con infusiones, etcétera.  ¡Compra limones de Valencia para tus remedios caseros!

  1. Miel

La miel es uno de los productos más usados en los procesos gripales y resfriados con tos. Suaviza considerablemente la garganta y por ello muchos caramelos para la garganta o jarabes contienen miel. Además, la miel es un producto natural que tiene efectos antioxidantes y antimicrobianos. Se puede consumir una cucharadita de miel antes de dormir o poner un poco de miel en una infusión, en un vaso de leche, combinarla con algún cítrico, etcétera. La miel es, sin duda, uno de los remedios caseros para la tos en niños por la noche más utilizado por los papás.

  1. Sopa de pollo

Si los peques presentan tos con flemas son muy efectivas las sopas calientes, en especial las sopas de pollo caseras. Si quieres que este remedio casero para la tos y el resfriado sea todavía más efectivo puedes añadirle a la sopa un poquito de jengibre o un poquito de ajo.

  1. Chocolate caliente

Los resultados de un ensayo reciente han concluido que el chocolate es uno de los mejores remedios para la tos. Increíble, ¿no? Seguro que es una noticia buena para los pequeños,  a quienes les encanta el chocolate. Investigadores del Imperial College concretaron que la teobromina, una sustancia química que se encuentra en el cacao, puede combatir la tos persistente.

  1. Vahos con eucalipto

Los vahos o baños de vapor incrementan la humedad del ambiente considerablemente y ello hará que la tos seca o la tos irritada mejoren. Te recomendamos hacer vahos con eucalipto porque además el eucalipto es bueno para mejorar la respiración y está recomendado para todas las enfermedades que afectan a las vías respiratorias.

  1. Mucha agua

Es muy importante que los peques beban mucha agua y se mantengan hidratados cuando están acatarrados y tienen tos. Normalmente la tos que tienen los niños es productiva y presenta mucha mucosidad y el consumo continuado de agua ayuda a que el moco se vuelva más fluido y pueda expulsarse más fácilmente.  

  1. Cebolla

Existe la creencia de que colocar una cebolla cerca de un niño acatarrado mejora su estado.  Se cree que reduce considerablemente los síntomas de los resfriados y que mejora el estado de las vías respiratorios. Sin embargo, no se ha demostrado que tenga efectos positivos, aunque por el momento tampoco se ha demostrado que tenga algún efecto negativo.

  1. Ajo

Al igual que sucede con la cebolla, al ajo se le atribuyen efectos antibacterianos y efectos antivirales, por ello muchas personas lo consumen en procesos gripales y muchos padres cocinan con ajo cuando sus hijos están resfriados. Sin embargo, la eficacia de los efectos del ajo en los procesos gripales con tos tampoco está demostrada.

Esperamos que este post te haya dado algunas ideas para acabar con la tos de tus niños.

¡Campos de Azahar, naranjas y limones de calidad de origen valenciano!