4 postres de frutas saludables y fáciles de preparar

Las frutas son saludables y debemos buscar maneras de introducirlas en nuestra dieta, de manera variada, más allá de las clásicas macedonias.

Es más sencillo de lo que parece: además de sus beneficios nutricionales, las frutas tienen una gran variedad de sabores y colores que hacen que podamos combinarlas entre sí y con otros ingredientes para poner el «broche de oro» a comidas y cenas.

¡Por eso te damos estas ideas de postres de frutas fáciles y originales que puedes añadir a tu menú!

Postres de frutas caseros, ligeros y fáciles de preparar

Brochetas de fruta con chocolate

Os proponemos un postre de frutas variadas que es una «fusión» entre la ensalada de frutas convencional y la fondue de chocolate.

Solo tienes que cortar cubitos de manzana, piña, melón, naranja, sandía o pera, añadirle unos gajos de mandarina o unas fresas, y armar pinchos con unos palitos de brochetas.

Si los preparas con tiempo, puedes añadir unas gotas de limón por encima para evitar la oxidación.

Ponles un poco de chocolate negro por encima … ¡Y listo!

Flan de queso, melocotón y naranja

Para hacer este flan, solo necesitas un poco de tiempo y fruta fresca de calidad. ¡Ni siquiera hace falta un horno!

Nosotros hemos elegido melocotón (2 piezas) y naranja (1 pieza), pero puedes poner kiwi o pera.

En cuanto al queso, sirve cualquier variedad cremosa, aunque apostamos por el mascarpone (150 gr.).

También necesitarás nata líquida (200 ml.), gelatina y azúcar.

  • Primero, pela y trocea la fruta, y ponla a fuego lento con un poco de azúcar para caramelizarla, aunque sin que llegue a deshacerse.
  • Mientras, en un bol, hidrata la gelatina con agua fría.
  • En el vaso de la batidora, pon la nata con dos cucharadas de azúcar y monta hasta darle volumen. Después, añade el queso y bate hasta conseguir una crema lisa.
  • Calienta la mezcla de queso y nata en el microondas (1 minuto), añade la gelatina y, cuando todo esté bien integrado, pon la fruta.
  • Remueve todos los ingredientes y vierte el contenido en un recipiente.
  • Mételo en la nevera y espera a que cuaje (2 horas, aproximadamente).

Descubre: 10 mitos sobre la fruta que debes conocer

Tarta de queso… con mandarina

Los incondicionales de la tarta de queso encontrarán en este postre de frutas una alternativa a la habitual fresa o frutos rojos: os proponemos coronarla con ¡mermelada de mandarina!

No vamos a detallar cómo hacer una tarta de queso, aunque compartimos algunos trucos básicos: para que la base de galleta de la tarta no se mezcle con la masa, la primera debe estar bien horneada; conviene que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente; y no olvides elegir el recipiente adecuado para hornear y desmolda con cuidado.

  • Para hacer la mermelada de mandarina, trocea cuatro mandarinas Campos de Azahar de temporada y ponlas en un cazo, a fuego lento, con una cucharada de azúcar y un poco de canela en rama.
  • Cocina durante media hora y, al terminar, pasa la mermelada por la batidora, para hacerla más fina.
  • Extiende una fina capa por encima de la tarta de queso.

Si lo prefieres, puedes probar con nuestra rica mermelada de mandarina casera, 100 % natural. ¡Rápido y muy rico!

Tarta de frutas

En un listado de postres de frutas variadas, no puede faltar la tarta más popular.

Sus ingredientes son: una base de masa quebrada, una crema (tipo crema pastelera), fruta y almíbar para dar un acabado brillante.

Es importante dar un golpe de calor a la masa. Antes, extiéndela en un molde engrasado con mantequilla y pínchala con un tenedor para que no coja volumen. Después, métela en el horno, a 200 grados, durante 15 minutos.

Para preparar la crema pastelera, solo necesitas yemas de huevo, harina, leche, azúcar y un poco de corteza de limón.

  • Pon los ingredientes a fuego lento y, cuando adquieran espesor, extiéndelos en la masa quebrada.
  • Después, cubre la superficie de las frutas cortadas a láminas o a dados. Puedes poner manzana, kiwi, naranja, melocotón, uva, mandarina, plátano, …
  • Para hacer el almíbar, pon en una cazuela la misma cantidad de agua y azúcar, calienta a fuego medio hasta que llegue a ebullición y deja en este punto 5 minutos. Si quieres que el almíbar sea menos dulce, la proporción de agua debe ser algo mayor.

Algunas personas también añaden cáscara de naranja o de limón para que sea más ligero.

  • Por último, extiende con un pincel el almíbar sobre las frutas y deja enfriar la tarta a temperatura ambiente (no hace falta nevera).

¿Te han gustado estos postres de frutas fáciles? ¡Esperamos que sí!